• TARRAGONA: Adecuación conexión de abastecimiento passeig Torroja
  • Inicio
  • Consejos para el ahorro de agua

Consejos para el ahorro de agua

Llueva o no, siempre debemos cuidar de conservar este recurso natural escaso.
Este requisito es indispensable para tener agua en el futuro.

En casa

El ahorro de agua en casa no solo contribuye a la conservación de este recurso esencial, sino que también puede reducir las facturas de agua a lo largo del tiempo. Cada pequeño cambio que hagas en tu casa puede marcar la diferencia y ayudar a preservar nuestro valioso suministro de agua para las generaciones futuras. ¡Hagamos nuestra parte para ser buenos administradores de este recurso limitado!

  1. No te duermas en la ducha
    Por cada minuto que pases bajo la ducha se pueden perder hasta unos 10 litros de agua. Piensa en todo lo que puedes ahorrar si te duchas más rápidamente o si cierras el grifo de la ducha mientras te enjabonas.
  2. Cierra el grifo cuando no estés utilizando el agua
    Cierra el grifo cuando no utilices el agua para lavarte los dientes, afeitarte o lavar los platos. En un minuto con el grifo abierto, se pueden perder hasta 5 litros de agua.
  3. Cada gota cuenta
    Si reparas los grifos que gotean, puedes ahorrar hasta 30 litros de agua al día. Es el agua que consumen 15 personas en un día.
  4. Utiliza aparatos “amigos del agua”
    Si tienes que comprar una lavadora, un lavavajillas o un inodoro, comprueba que tenga la etiqueta ecológica que garantiza un uso racional del agua.
  5. Instala dispositivos ahorradores
    Si instalas grifos ecológicos, reductores de caudal, aireadores u otros dispositivos ahorradores, podrás reducir considerablemente el volumen de agua que sale por el grifo, sin notar ninguna pérdida de presión.

En el jardín

Los jardines son espacios preciosos que nos ofrecen belleza, relajación y un contacto directo con la naturaleza. Sin embargo, mantener un hermoso jardín puede ser un desafío cuando se trata de conservar el agua, un recurso cada vez más escaso. Afortunadamente, hay prácticas sencillas que podemos adoptar para ahorrar agua en nuestros jardines y contribuir al bienestar del planeta.

  1. Plantas autóctonas y resistentes
    Planta arbustos o plantas autóctonas y resistentes. Son plantas igualmente bellas y consumen menos agua.
  2. Verano seco, césped alto
    En los veranos secos, deja el césped a una medida más alta y, de esta manera, disminuirá la evaporación del agua.
  3. Riega en el momento adecuado
    Si regamos el jardín a primera hora de la mañana o al anochecer, aprovechamos más el agua, ya que no se evapora tan rápidamente.
  4. No barres con la manguera
    Utiliza, preferentemente, la escoba antes que la manguera, cuando limpies patios y terrazas.

Intenta no contaminar el agua

La contaminación del agua se refiere a la introducción de sustancias químicas, desechos u otros contaminantes en cuerpos de agua, como ríos, lagos, océanos y aguas subterráneas. Esta contaminación puede tener consecuencias devastadoras para la salud humana, la vida acuática y el medio ambiente en general.

El agua contaminada puede contener microorganismos patógenos, productos químicos tóxicos y metales pesados que representan un grave riesgo para la salud humana. El consumo de agua contaminada puede causar enfermedades transmitidas por el agua y problemas de salud graves.

  1. Los efectos secundarios de los medicamentos
    No arrojes los medicamentos sobrantes o caducados al inodoro. En contacto con el agua, se comportan de manera impredecible, lo cual puede afectar al medio ambiente y, a largo plazo, la salud. Llévalos a la farmacia.
  2. El aceite y el agua no se mezclan
    No tires el aceite que ha sobrado después de cocinar por el desagüe. Un litro de aceite de cocina contamina la misma cantidad de agua que la que utilizan 1.160 familias en 1 día! Retíralo de la sartén con papel absorbente y tíralo a la basura.
  3. La pintura, otro enemigo del agua
    La pintura es una sustancia muy contaminante. Si te sobra y la tienes que tirar, déjala secar hasta obtener una masa sólida y llévala a los centros de recogida municipales.
  4. El inodoro no es un cenicero
    Si fumas, no tires los cigarrillos al inodoro. Los cigarrillos contienen nicotina y alquitrán, sustancias que se disuelven fácilmente en el agua y que son contaminantes, incluso en pequeñas concentraciones. Tira los restos de los cigarrillos a la basura una vez estén bien apagados.
  5. No obstruyas las tuberías y las depuradoras con residuos sólidos
    Los plásticos, las gasas, las compresas y los preservativos que se tiran al inodoro pueden obstruir las tuberías y afectar la entrada de agua residual en las depuradoras. Coloca un pequeño contenedor en el baño para tirar estos residuos sólidos.
  6. No malgastes el agua donde quiera que estés
    El agua de tu casa es la misma que la del trabajo, la del vestuario del gimnasio, la de la fuente de la calle… Mantén una actitud ecológica respecto al agua dondequiera que la uses.
Saltar al contenido